Uber demandará a Colombia por incumplir el TLC firmado con EE. UU. tras fallo que suspendió su servicio

Luego de conocerse la decisión de la Superintendencia de Transporte de prohibir a los operadores de servicios móviles el envío y almacenamiento de datos a las aplicaciones manejadas por el servicio de transporte urbano Uber, la empresa ha decidido apelar la decisión y demandar al Estado colombiano, buscando primeramente una conciliación entre ambas partes.

Para la multinacional Uber, la decisión de prohibir el uso de datos móviles sería claramente una medida que afecta de manera directa e imposibilita la prestación de su servicio, motivo por el cual adelantan un proceso ante el bloqueo presentado a su plataforma; además, la empresa pese a mostrar disposición a llegar a un acuerdo, advierte que en caso de no darse están preparados a llevar la disputa a terrenos internacionales y conseguir una indemnización millonaria.

Según información revelada por La W radio, Uber estaría basando su caso en un incumplimiento por parte del gobierno colombiano al Tratado de Libre Comercio (TLC) firmado entre ambos países, puesto que Uber Colombia estaría organizada bajo las leyes colombianas e igualmente cobijada por el tratado al ser una empresa inversora.

Además, la multinacional explica que la decisión no solo es arbitraria y que afecta a miles de trabajadores colombianos, sino que se habría dado por presiones políticas, lo que podría interpretarse como una “pulla” al gremio de los taxistas, el cual es claramente el más beneficiado tras la decisión.

En fotografías quedó registrada la desmedida agresión de un agente del Esmad a una joven en Bogotá

“… En consecuencia, Uber es un inversor protegido de los Estados Unidos y Uber Colombia es una empresa protegida en virtud del Tratado (…) Las medidas arbitrarias y discriminatorias de la República contra Uber han sido tomadas ante la presión política de los intereses nacionales para que la República prohíbe a Uber en Colombia y anule las inversiones de Uber”, Señaló la multinacional.

De esa manera, la disputa entre Uber y el gobierno nacional parece arrancar, dejando claro que existen razones de fondo para pensar que el servicio de transporte no está sepultado como llegó a creerse hace un par de semanas.


Noticias relacionadas

Comentarios