The Economist mencionando a Duque como “sin dirección” y “perdido” en el gobierno

The Economist mencionando a Duque como “sin dirección” y “perdido” en el gobierno

Luego de sus primeros 100 días de mandato, The Economist hace un resumen de lo que ha sido el gobierno de Iván Duque, que en la opinión del semanario de economía y actualidad internacional, ha comenzado sin un rumbo claro.

La publicación resalta tres principales problemas que enfrenta la administración Duque: los problemas financieros del acuerdo de paz con la extinta guerrilla de las Farc, la llegada masiva de migrantes venezolanos que huyen de la crisis que vive su país y los obstáculos que ha tenido el desarrollo de la Justicia Especial para la Paz.

Según el semanario, algunos de los susodichos inconvenientes son heredados del anterior gobierno de Juan Manuel Santos, y otros creados por las decisiones que ha tomado, ocasionando manifestaciones sociales por parte de diferentes sectores que rechazan las medidas adoptadas por el mandatario.

Igualmente publicaron una imagen en la que aparece una caricatura del jefe de Estado sobre una brújula, haciendo alusión a que este no tiene un rumbo claro en el desarrollo de su mandato, acompañada de la frase “acosado por los problemas, el nuevo presidente de Colombia muestra poco sentido de la dirección”, lo que supone una evidencia de la percepción que se tiene a nivel internacional de los primeros meses del uribista en el poder.

Destacan también cómo las medidas que pretende adoptar Duque a través de su proyecto de Ley de Financiamiento, van en contravía de lo propuesto en campaña cuando prometía que reduciría la carga tributaria que en su parecer agobiaba a los colombianos y que aumentaría considerablemente el salario mínimo, ya que consideraba que este no respondía a las necesidades de los ciudadanos.

Estas propuestas se esfumaron con el pasar de los días de Gobierno, en los que de manera inmediata, su ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, aseguró que habían decidido gravar la canasta familiar con IVA, toda vez que los recursos para el año 2019 no eran suficientes.

La polémica medida provocó el alejamiento de los partidos que rodeaban al mandatario. Incluso su propia colectividad, el Centro Democrático, manifestó que no acompañaría la iniciativa por considerarla regresiva y dañina para la economía colombiana, recuerda el diario.

En concordancia con lo dicho por varios analistas políticos en nuestro país, para The Economist el gobierno del presidente Iván Duque carece de un eje central que sirve como punto de partida para las propuestas de los diferentes sectores que se encuentran a su cargo; tal como lo era la paz para el gobierno Santos y la seguridad democrática para el gobierno Uribe, de las que partieron todas las políticas de Estado de los anteriores gobiernos.

“Ha hablado vagamente sobre el deseo de ‘justicia y emprendimiento’. Esto le da a los colombianos una vaga idea de a dónde quiere llevar a su país. Y a muchos les gustaría saber”, se lee en el artículo.

Según han manifestado funcionarios cercanos al mandatario, la bandera principal del Gobierno es la llamada “Economía Naranja”, afirmación que contrasta con las medidas planteadas con las que se busca imponer más impuestos a temas culturales y de desarrollo tecnológico, considerados como pilares de este ámbito económico.