“Tendría mejor relación con Uribe si hubiese empatía de doble vía, así pensemos opuesto”: Santos

El ex presidente de Colombia Juan Manuel Santos en una entrevista que realizó este viernes para la Agencia EFE, aseguró que a sus adversarios políticos los invitaría a comer a su casa.

En una visita que realizó el ex presidente de la República a México, donde presentó su libro acerca del proceso de paz, declaró que a sus adversarios políticos les daría la mano, porque para él, el mundo necesita empatías como una forma de reducir las diferencias.

El mundo necesita empatías para disminuir la polarización que están generando tantos problemas. Uribe, Maduro, Timochenko, tendría con ellos la mejor relación si hubiese empatía de doble vía, así pensemos opuesto, confesó el ex mandatario a la EFE en México.

Conozca el calendario electoral para 2019

Según el Nobel de Paz colombiano, esta filosofía no es la de un político conmovido o un abuelo, ni siquiera de un ganador de un Nobel de Paz. Esta reflexión es de alguien que cree que se debe tratar a sus adversarios como seres humanos.

Es una lección que me dio un general Álvaro Valencia Tovar. Eso facilita el diálogo, la comprensión, así pensemos opuesto, así seamos diferentes, dijo el ex presidente.

Del mismo modo, para el ex mandatario del país el rearme de disidentes de las FARC no le causa ninguna preocupación, puesto que, «Nadie los va a reconocer como actores políticos por más que quieran volver a llamarse Farc. El 90% de los que se quedaron en el proceso están diciendo esos señores no los representan», agregó.

Asimismo, añadió que ‘Márquez’ y ‘Santrich’ volvieron a las armas y rompieron los acuerdos de paz por el lucro, por el narcotráfico y para evadir la justicia.

Sabían que el sobrino de Iván Márquez que está a disposición de la justicia de Estados Unidos los estaba delatando, manifestó Santos

Por otro lado, opina que la segunda etapa del proceso de paz que lideró y acabó con la guerrilla más antigua del mundo, es lo más importante. «La paz se divide en dos fases. Primero se desarman, se reintegran a la vida social, y luego lo más difícil, la reconciliación, sanar heridas a las que le han puesto sal durante 54 años. Eso toma tiempo y lo estamos iniciando», comenta Santos.

Santos finalizó su entrevista contando que se encuentra dedicado completamente a su familia, sobre todo a su nieta, que es el motivo de su felicidad y le «alegra el corazón».


Noticias relacionadas

Comentarios