Se hizo por dinero para “disfrutar navidad”: testimonio sobre crimen contra pareja ambientalista en Palomino

Giovanni Ortiz Calderón, uno de los capturados por el lamentable crimen en el que resultaron sin vida una pareja de ambientalistas que se disponía a pasar su luna de miel en Palomino, narró a la Fiscalía cómo se planeó el hecho, quién murió primero y qué los motivó a llevar a cabo el delito.

Inicialmente, según reseña El Heraldo, Calderón aseguró que con la intención de tener “dinero suficiente para disfrutar tranquilos la fiesta de Navidad” se reunió con Jaider Lozano Jaramillo, alias ‘el Negro’, para idear el plan desde el 16 de diciembre.

El fiscal delegado dio a conocer este testimonio en la audiencia de imputación de cargos por el mismo delito contra alias ‘el Negro’, además de los demás capturados identificados como Luis Rodríguez Tovar, alias ‘Luchito’ y Andrés Felipe García, alias ‘Pipe Bareta’.

“La idea era robar un carro y venderlo en La Guajira. Allá nos dan 5 millones de pesos, ‘el Negro’ tenía un contacto. ‘Lucho’, quien cargaba el arma —un revólver—, dijo que lo realizáramos el 20 de diciembre, y ‘Pipe’ nos dijo: ‘ah bueno valecita, nos vemos el viernes’” reza un fragmento del testimonio entregado por Ortiz Calderón.

Miembros del Centro Democrático piden a Álvaro Uribe que “se dedique a su familia”

Asimismo, Calderón continuó su narración asegurando que alrededor de las 3:00 de la tarde se reunieron los 4 sindicados, con un revólver con pocas municiones en su poder, para así dirigirse hacia un paraje donde los turistas suelen detenerse a tomarse fotos llamado ‘El Mirador’, y se escondieron a esperar y elegir las víctimas ideales.

Tras más o menos dos horas de espera, llega al paraje la camioneta Ford con placas DAI-160, en la que se movilizaban Rodrigo Monsalve y Nathalia Jiménez, y al ser solo dos personas, los delincuentes decidieron efectuar el robo.

“La pareja estaba tomándose fotos con la espalda hacia la carretera y mirando el mar. Yo saco el revólver y les digo: ‘Quietos’. El muchacho intenta correr, pero ‘el Negro’ lo agarró por el cuello y lo subió al carro. El ‘Veneco’ y yo agarramos a la muchacha y la montamos. Cogimos de vuelta hacia Buritaca, mientras ‘el Negro’ conducía, el ‘Veneco’ sacó una cabuya amarilla y les amarró las manos a las víctimas”, relató Calderón a la Fiscalía.

Al testimonio, Ortiz Calderón agregó que se dirigieron al sector conocido como Perico Aguao donde, en una trocha, decidieron quitarle la vida a sus víctimas porque les habían visto el rostro.

“Ortiz cogió el arma, se acercó al muchacho y le disparó en la cabeza, Luego volvió al carro y entregó el revólver; segundos después escuchó el otro disparo hacia ella y vio que el ‘Veneco’ tenía el arma en su mano. Se subieron al carro, y tomaron hacia Riohacha.” reseñó el medio regional.


Noticias relacionadas

Comentarios