Salió cara la bofetada del exalcalde de Bucaramanga a concejal: más de 124 millones de pesos

El vergonzoso hecho protagonizado por el entonces alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández, acaba de pasarle factura. Hernández, quien parecía haber logrado eludir las consecuencias del golpe que le propinó al concejal John Claro en noviembre del año pasado, deberá enfrentar una sanción impuesta por la Procuraduría.

Este lunes se confirmó la sanción que le acarrea al exalcalde una inhabilidad y suspensión de ocho meses por “desatender su deber como servidor público […] de tratar con respeto a toda persona con la que se tenga relación en razón al servicio”; esto sumado a la violación del Código Único Disciplinario por la agresión al concejal John Jairo Claro, la cual también fue considerada como una falta grave.

A raíz de que Hernández renunció a la alcaldía de la ciudad bonita en septiembre del año pasado, esto tras conocer una suspensión de tres meses por participar en política, esta nueva sanción se vio traducida en una cuantiosa multa económica. Según lo decidido por la Procuraduría, El exalcalde deberá pagar lo equivalente a los “salarios devengados al momento de la comisión de la falta, tal como lo establece el artículo 56 del Código Disciplinario Único”, es decir, un monto exactamente de $124’103.040 pesos.

Es necesario recordar que, una vez se hizo público el video de la agresión, el ministerio público emitió una primera sanción contra el entonces alcalde, la cual un tribunal de Santander dejó sin efecto en diciembre del año pasado, asimismo, su renuncia lo libró de pagar una pena de 5 días de cárcel por desacato a un fallo de tutela.


Noticias relacionadas

Comentarios