Se revelaron detalles de 'narcobus' con la captura de otro líder de la banda

Se revelaron detalles de 'narcobus'  con la captura de otro líder de la banda

La reciente captura de alias Caqueteño, uno de los principales integrantes de la red que cargó con 548 paquetes de marihuana el bus turístico que se accidentó en Ecuador el pasado 14 de agosto, permitió que se conocieran más detalles sobre el hecho que dejó 24 personas muertas y 22 heridas. 

Un investigador de la Sijín de la Policía en el Valle reveló a El País la rigurosa investigación que se llevó a cabo para descubrir la participación de este hombre y de dos ciudadanos más, alias Yeni y ‘El Flaco’, todos capturados esta semana en Santander de Quilichao, Cauca, e Ipiales, Nariño.

Pero, ¿quién era ‘Caqueteño’ y qué papel jugó en el envío del ‘narcobús’ a Ecuador?

Según dijo la fuente, Jesús Gabriel Trujillo Jara, además de ser “uno de los socios que aportó cerca de 150 kilos de marihuana” de los más de 548 que iban encaletados en el automotor accidentado, era el proveedor mayorista que manejaba la estructura del mercado de marihuana que viajaba desde Tacueyó, municipio de Toribío, en el Cauca, hasta los departamentos del Valle, Nariño, Huila, la ciudad de Bogotá y países como Ecuador, Perú y Chile.

“Se estima que eran entre ocho y diez socios los que invirtieron en este cargamento. Entre ellos se encontraba ‘Caqueteño’, quien a su vez era el encargado de contactar a los recolectores, que tenían contacto con los cultivadores, para reunir la cantidad de droga que necesitaban”, explicó la fuente.

De acuerdo con el investigador de la Sijín, las interceptaciones realizadas a las líneas telefónicas utilizadas por ‘Caqueteño’ permitieron esclarecer que este hombre realizó una inversión de $18 millones en el ‘narcobús’.

“En las comunicaciones él decía que, posiblemente, había perdido mucho más de ese dinero porque, por ejemplo, podía comprar a los cultivadores una libra de marihuana en $40 mil y venderla en $70 mil. En las llamadas que él hacía con ‘Yeni’, él relaciona cuánto habían invertido otros socios. Decía: No, yo perdí 18, este otro perdió 10, y así”, señaló el investigador.
Según expresó la fuente, las autoridades ya llevaban meses detrás de ‘Caqueteño’ y el envío del ‘Narcobús’ solo fue uno de los tantos movimientos de su negocio.

“A este hombre lo contactaban personas que tenían clientes en otras partes y necesitaban toda la logística para transportar la droga. Por ejemplo, si yo tengo un cliente en Medellín que necesita X cantidad de marihuana, contacto a ‘Caqueteño’ y le digo que lo necesito. Él me dice en cuánto me la vende, cuánto me cuesta el transporte, el empaque y cuánto tengo que pagar por cada paquete puesto en Medellín”, puntualizó el experto.

En resumen, la organización de ‘Caqueteño’ estaba integrada por cultivadores, empacadores, transportadores, motociclistas, que viajan delante de los vehículos cargados con el fin de dar información sobre retenes de la Policía, además de grupos de personas que se encargan de ubicar a los clientes en los departamentos y países.

De la organización liderada por este hombre, también haría parte Carmelina, alias La Patrona o ‘La Cucha’, mujer que perdió la vida en el accidente y quién habría sido la encargada de coordinar el transporte del cargamento de la casa del ‘Caqueteño’ en Tacueyó, al lugar donde sería encaletado dentro del vehículo (Jamundí).

Finalmente, el investigador de la Sijín refirió que en las investigaciones no se logró comprobar la relación que el ‘Caqueteño’ pudo tener con otras personas capturadas por este caso en Tolima y Caquetá.

Según una fuente de la Sijín, la investigación permitió esclarecer que el cargamento del ‘Narcobús’ tenía un costo aproximado de $600 millones, cantidad con la que Carmelina tenía que regresar a Colombia.

Alias Yeni y ‘El Flaco’

Según el informe de la Fiscalía, una mujer conocida como ‘Yeni’, también capturada, fue la encargada de reclutar a seis venezolanos en Cali para usarlos como “carne de cañón” en el viaje: “Sabemos que logró contactar a venezolanos en Cali que necesitaban viajar fuera del país. En las llamadas que ella tuvo con ‘Caqueteño’, ‘Yeni’ manifestaba que sentía remordimiento por haber mandado a morir a estas personas”, afirmó el investigador.

El País conoció ayer que los cuerpos de estas seis personas son los únicos que no han sido reclamados en la morgue de Quito, en Ecuador. 
“El día del accidente, el ‘Caqueteño’ le preguntaba si ‘La Patrona’ había muerto, y ‘Yeni’ le decía que ellas habían hablado un día antes y por eso sabía dónde iba el viaje”, puntualizó.

Por su parte, ‘El Flaco’, el tercer capturado, sería el responsable de contactar los clientes en los lugares donde iba a ser distribuido el cargamento de droga. 

“Él se encargaba de ubicar a los clientes de toda la marihuana que enviaban a esa zona del sur. De hecho, cuando se enteran de la muerte de Carmelina, él dice en las llamadas que le tenía una cantidad de marihuana a ella, y expresaba: Bueno, ya se murió ‘La Patrona’, yo le debo como 70 kilos, ¿Qué vamos a hacer con eso?”, relató la fuente.

A través de interceptaciones a las conversaciones entre ‘El Flaco’ y ‘Yeni’ se conoció que este sería el quinto viaje de este tipo en el que participó la organización de alias Caqueteño.