Menor se suicidó por abuso sexual de curas de colegio San Viator, denuncia la madre

Menor se suicidó por abuso sexual de curas de colegio San Viator, denuncia la madre

Si bien el deceso de Daniel Eduardo Osorio se produjo el año pasado, su progenitora, Patricia Osorio, decidió ventilarlo para que no quede en la impunidad.

La mujer contó en un descarnado relato a W Radio que su hijo tomó la decisión de lanzarse desde la terraza de un edificio, el 23 de mayo del año pasado, al no soportar la depresión que le provocó el abuso al que habría sido sometido por varios clérigos de ese plantel educativo.

En la introducción que hace la emisora a las declaraciones de Osorio, cuenta que Daniel Eduardo entró a ese colegio en tercero de primaria y tuvo un magnífico rendimiento académico.

“Era un muchacho con inclinaciones ecologistas manifiestas: amigo de los animales y el medio ambiente. Buen estudiante, creativo. Pero de un momento a otro empezó a tener un comportamiento errático, inseguro, distraído, y pidió varias veces ser cambiado de colegio”, asegura esa misma emisora.

La denuncia también afirma que, por petición de la familia del joven, se busca justicia, “porque en los papeles que encontró la mamá de Daniel después del fallecimiento halló una denuncia muy grave”.

Osorio contó que denunció el caso ante la Fiscalía desde julio del año pasado, pero hasta este momento no recibe respuesta. Cree que el caso podría quedar impune: “Quiero decir que no hay justicia en el país”, acotó.

W Radio dijo que consultó con el colegio, pero no le respondieron.

Preguntada por la emisora sobre quién fue el sacerdote que abusó de su hijo y qué pasó con él, la madre respondió:

“Presuntamente, hay un sacerdote llamado Carlos Luis Claro Arévalo, que estuvo como rector desde el tiempo en que el niño ingresó al colegio. Él debe conocer todo lo que ocurrió en estos años. Porque aparte de haber sido abusado por un cura, continuó el abuso por otros curas fuera del colegio, donde lo llevaban en camionetas blindadas, lo llevaban a fincas de recreo que él ni siquiera sabía dónde quedaban”.

Agregó que actualmente el rector del colegio San Viator, el padre Albeiro Vanegas Bedoya, estuvo en el colegio cuando su hijo ingresó por segunda vez a ese plantel. En esa época, el menor estaba en octavo grado de bachillerato.

Reveló también que en los papeles que dejó el joven no dice el nombre. “Pero ocurre que el padre rector actual del colegio (Albeiro Vanegas) abusó del niño en el Gimnasio Los Pinos, cuando estuvo de rector en ese colegio”, denunció en la emisora la afligida mamá.

“Posteriormente [Vanegas] fue llevado al colegio San Viator, y entró cuando hubo cambio de rector. Entró el padre Pedro Herrera, y colocó al padre Albeiro [Vanegas] como coordinador académico. Eso sucedió en el año 2008”, agregó.

Después de esos gravísimos señalamientos, Osorio contó en la emisora que cuando conoció los mensajes de su hijo, ella fue a la Fiscalía inmediatamente para lograr una investigación. Nunca fue al colegio ni los padres la contactaron.

Preguntada por La W sobre si sabía de más casos en ese plantel educativo en los que haya sucedido lo mismo, dijo: “Es posible que haya muchos niños, que todo esté encubierto hasta ahora,  que nadie haya sido capaz de hablar, de sacarlo a la luz”, y agregó, entre sollozos: “Es lo más terrible, lo más atroz que le pueden hacer a una mamá. Le acaban la vida”.

Al reseñar lo que decían los mensajes de su hijo, Osorio contó que cuando él tenía apenas 12 años, “argumentaba que ya no podía más, que en otra parte estaría mejor, que él había sido abusado en ese colegio cuando era niño. En un mensaje a un veterinario, porque él tenía contacto con varios veterinarios, le dice que él fue abusado en ese colegio por un cura. Deja otros mensajes en las redes diciendo que el abuso continuó por otros curas más, quienes lo llevaban fuera del colegio en camionetas blindadas y a fincas de recreo muy lejos del colegio. Lo afirma él en escritos que dejó en redes, y también lo reitera en una carta que él llevaba en su yin en el momento del fallecimiento”.