Nuevo presidente de la Corte Constitucional anunció que se permitirá usar glifosato en algunos casos

Con la elección de Alberto Rojas Ríos como presidente de la Corte Constitucional, el debate sobre las aspersiones con glifosato contra cultivos ilícitos parece estar casi cerrado. Así lo comentó el dirigente del máximo tribunal de las tutelas y última instancia de procesos en el país, quien estuvo como invitado en el medio radial La FM, donde entre múltiples temas habló del polémico pesticida.

Rojas Ríos comentó durante la entrevista cómo la decisión ya fue tomada por la Corte Constitucional en la sentencia T-236, en la que se habla sobre las implicaciones que el glifosato puede tener en la salud, teniendo como base fundamental los parámetros científicos y el hecho que la afectación a la salud no necesariamente puede llegar a ser tan nociva.

Sumado a esto, está la existencia del Auto judicial 387 expedido el año pasado, el cual se encuentra en proceso de recolección de firmas y en el que se busca precisamente aclarar la escala de nocividad que puede llegar a tener el pesticida, el cual ha sido rechazado fuertemente por varios colectivos sociales y sectores políticos.

“En el auto anterior se había dicho que habría aspersión cuando se acreditara que esta sustancia no era nociva para la salud, entendido de esta manera, se hizo difícil el manejo de programas que tenían con aspersión aérea en el glifosato, sin embargo, en el auto se advirtió que esta aspersión debía entenderse en el ámbito científico porque las sustancias generalmente tienen unas connotaciones de incidencia en la salud que no alcanzan a trascender en un daño evidente”, comentó Rojas.

Anuncian nuevo aumento de salario a empleados del Congreso

De igual manera, el presidente de la Corte mencionó distintos puntos debatidos anteriormente sobre el tema, entre ellos los Acuerdos de Paz, en los cuales se habla sobre la forma en la que se debe proceder al momento de efectuarse las aspersiones. “Ahora la Corte, al revisar la sentencia anterior matizó esta parte, recordando que esto debe quedar en el ámbito de la acreditación científica y segundo indicó que al construir una política pública sobre aspersión aérea con glifosato debía tenerse en cuenta el punto cuatro, del numeral tercero del acuerdo final firmado en La Habana”.

En sí, las declaraciones de Rojas dejaron claro que las aspersiones con glifosato seguirán ocurriendo en el futuro, aunque resaltó que estas se harán bajo parámetros estrictos y poniendo como prioridad la protección de la vida y el medio ambiente.


Noticias relacionadas

Comentarios