Metro subterráneo sí estaba más adelantado en estudios que metro elevado, afirma Contraloría

Un nuevo dato referente a la construcción del proyecto ‘Metro Elevado’ vuelve a poner en entredicho el discurso de campaña de la alcaldesa de Bogotá Claudia López, quien hace un par de días advirtió que la construcción del sistema de transporte masivo estaría terminada para 2028 y no para 2025 como afirmó durante su carrera a la alcaldía y que ahora ve como una de las premisas sobre la viabilidad del proyecto ha sido desmentida.

Se trata del reciente documento publicado por la Contraloría Distrital de Bogotá, en el cual se afirma que la construcción de la primera línea del Metro elevado, firmado por la pasada administración de Enrique Peñalosa, fue contratada sin haberse realizado estudios de primera etapa, hecho que explica el aumento del plazo en la entrega del megaproyecto.

Pero más allá del aumento en el plazo, la información revelada por la Contraloría advierte cómo el proyecto ‘Metro Subterráneo’ que se adelantó durante la alcaldía de Gustavo Petro logró entregar estudios de suelos y de factibilidad que daban las garantías para poder iniciar la obra, y que finalmente terminaron siendo descartados.

“Los estudios del metro subterráneo llegaron a un nivel de ingeniería básica avanzada, mientras que los del elevado solamente alcanzaron el nivel de factibilidad (…) Se hace necesario llevar los estudios del proyecto del metro elevado a una definición más detallada, para determinar de manera más precisa su costo y sus bondades frente a los del metro subterráneo”, advierte el informe presentado por la entidad distrital.

Le salió “el tiro por la culata” a Juan Diego tras pregunta incómoda a Hollman Morris

Entre los detalles mencionados en el informe, la Contraloría advierte varias eventualidades que deberán sortearse en la realización del metro elevado que no se presentaría en caso de haberse continuado con el proyecto subterráneo; una de ellas es la medida de las estaciones y las modificaciones a los terrenos donde se pretenden edificar, lo cual puede generar mayores gastos.

Dichas modificaciones fueron denunciadas por Juana Afanador, miembro de la Red de Veeduría del Metro de Bogotá y que afirma que los cambios en el ambiente que tendrán que darse para la realización de la obra deben ser consultados con la ciudadanía, pues se trata de la renovación urbana de Bogotá. Afanador también denunció que la falta de estudios de Geotécnica y de suelos del Metro Elevado hace imposible determinar el costo real del proyecto.

La declaración publicada por la Contraloría no solo compromete al exalcalde Peñalosa sino que desestima parte del discurso de la alcaldesa López, la cual insistió en que el Metro Elevado tenía que seguir adelante por estar más adelantado y así no poder atrasar más la implementación del tan esperado sistema de transporte masivo.


Noticias relacionadas

Comentarios