Marcha a favor de Álvaro Uribe quedó corta y protagonizó varias peleas en todo el país

La tan esperada marcha mundial promovida por la senadora Paloma Valencia y demás miembros del Centro Democrático a modo de protesta por las acusaciones que enfrenta el expresidente y líder de la bancada uribista Álvaro Uribe Vélez, luego de ser citado por la Corte Suprema de Justicia por presunta manipulación de testigos este martes 8 de octubre, terminaron sin el impacto que se esperaba entre los sectores uribistas, al encontrarse con el poco flujo de gente en distintas de las ciudades en donde fue planeada la manifestación.

En videos compartidos en varias cuentas de twitter quedó evidenciada la poca asistencia lograda en algunas ciudades del país y en el extranjero, en donde las manifestaciones no alcanzaban a superar más de una cuadra entre las personas que se encontraban de forma dispersa, sosteniendo carteles con mensajes de apoyo al expresidente.

Aunque la marcha fue convocada por con varias semanas de anticipación y a pesar de existir un cronograma de actividades en distintas partes del país, la participación por parte de los uribistas acabó siendo bastante corta; solo Medellín que suele ser uno de los fortines políticos del uribismo alcanzó a tener una asistencia medianamente concurrida con alrededor de mil asistentes.

La movilización no solo resaltó por su poca asistencia, también cabe destacar la presencia de varios contradictores a Uribe que salieron a defender la decisión de la Corte de investigar al expresidente; en Medellín se conoció que un grupo de estudiantes salieron a marchar con carteles en contra del líder del Centro Democrático con mensajes como : “5.000 falsos positivos, ni se perdonan ni se olvidan. Por ellos y por los que aún estamos ¡Uribe, condenado ya”!.

Otra situación similar se vivió en Cali, donde seguidores y contradictores del expresidente terminaron enfrentados, denotando la agresividad de los uribistas ante los opositores que acudieron a las calles a quienes recibieron entre insultos y empujones. Fue tan tensa la situación que la policía tuvo que acudir y alejar a los simpatizantes del senador para evitar cualquier tipo de trifulca, advierte la agencia informativa Efe.


Noticias relacionadas

Comentarios