La nueva ‘jugadita’ de Macías que busca suspender su investigación en la Procuraduría

El senador del Centro Democrático y expresidente del Senado, Ernesto Macías, logró suspender el juicio disciplinario que adelantaba la Procuraduría General de la Nación en su contra, al notificar al órgano de control cómo la Comisión de Ética estaría adelantando otro proceso disciplinario por el mismo incidente, lo cual genera un conflicto de competencias entre las dos entidades.

Este conflicto que cursa en el Consejo de Estado fue explicado por los apoderados del Senador, Jaime Lombana y Juan Carlos Novoa, quienes afirman que se le estarían violando los derechos al Parlamentario, al ser procesado dos veces por el mismo hecho.

Pese a la notificación sobre la suspensión del proceso disciplinario, el ente de control político rechazó la determinación, considerando como “absolutamente improcedente” el recurso entregado por la defensa de Macías, y pidiendo al Consejo de Estado que permita dar continuidad al juicio en contra del Senador, agregando que en menos de un mes se podría conocer la decisión del Tribunal supremo.

Cabe recordar el origen de las investigaciones en contra del Senador del Centro Democrático, el cual fue acusado de violar el estatuto de la oposición durante el periodo de tiempo que fungió como presidente del Senado. 

Profesora desmiente publicidad del Gobierno sobre la educación en el Cauca

El episodio conocido como la ‘jugadita’, fue protagonizado por Macías, el cual contó a micrófono abierto su intención de impedir que el senador del Polo Democrático, Jorge Enrique Robledo, no pudiera entregar su réplica al discurso del presidente Iván Duque, el pasado 20 de Julio y que está señalado en la constitución como un derecho a la oposición del Gobierno Nacional.

Respecto al recurso de defensa utilizado en esta oportunidad por el Senador, Blu Radio comentó que se podría tratar de “una nueva jugadita” por parte de Macías, quien habría manifestado en anteriores ocasiones que se encontraba listo para ir ante la Procuraduría en cualquier momento, ahora trataría de evitar el juicio ante el ente disciplinario para sólo ser juzgado por la Comisión de Ética, lo cual “abriría un boquete” para futuras investigaciones en contra de cualquier parlamentario.


Noticias relacionadas

Comentarios