“Estoy arrepentido”: habló el hombre que dijo ‘bala es lo que viene’ en la marcha

Durante la emisión del programa radial de La W, Vicky Dávila recibió en vivo la llamada de Naím, quien se identificó como el hombre del sombrero que de una manera muy sulfurada le gritó a un colectivo que se encontraba en la marcha que, según él, no habrá voluntad de negociar y que ahora “plomo es lo que hay. Bala es lo que hay”.

Naím comenzó admitiendo que fue él quien protagonizó el bochornoso momento durante la marcha, y aseguró que se trató de un episodio de sulfuro e intolerancia que lo dominó, pero que no se explica por qué lo dejó surgir.

Según el hombre, uno de los motivos para salirse de casillas fue que durante toda la marcha se encontraba con un gran dolor, impotencia y rabia, “como es normal para todos los colombianos que repudiaron el atentado ocurrido el pasado jueves”, motivo por el que tenía “sentimientos encontrados”, aseguró.

Comentó que de hecho se tomó fotografías con policías llorando, por lo emotivo que era para él la situación.

Centrales obreras harán paro nacional contra la Ley de Financiamiento

Cuenta que el polémico episodio ocurrió en un momento en el que mientras marchaban un grupo de jóvenes, que, según dice, no pasaban de los 22 años, les gritaron que ellos estaban apoyando a los que pusieron la bomba en la Escuela General Santander. Comenta que ante esto un hombre se acercó y les pidió que respetaran, pero como respuesta les dijeron que tenían cara de ser “mojigatos que apoyan la guerra”.

En ese momento es que pasó el episodio de intolerancia en el que Naím asegura sintió que la sangre le hirvió, lo que lo hizo que comenzara a vociferar del modo en que quedó registrado en video.

Afirma inclusive que una señora que estaba ahí trató de calmarlo y le preguntó que qué le pasaba, pues todo en la marcha iba muy tranquilo antes de ese momento.

Por lo tanto, el sujeto manifestó que lo que hizo fue irracional y que todo fue provocado por ver que en una marcha por la paz le hayan gritado que ellos apoyaban a quienes pusieron la bomba, justo en un momento que aún no estaba confirmado quién había sido el autor de dicho atentado.

Entre otras cosas comentó que cumplieron el objetivo de marchar alejados de cualquier sector político, y dice haberse impresionado al ver la participación de los Verdes y los del Polo.

“No estoy arrepentido, estoy totalmente contrariado conmigo mismo, porque me salió eso que uno como humano no debe permitir cuando tiene situaciones adversas”, fueron los términos en los que habló el hombre cuando se le preguntó si se arrepentía.

De toda esta situación concluyó que hay que acabar con la polarización que existe en el país y está consumiendo a la sociedad a través de redes sociales.

“Estoy arrepentido por caer en la trampa de los mojigatos”, dijo refiriéndose a la situación.

Aprovechó para enviar un mensaje al hombre que en Medellín tuvo un episodio similar en donde le dijo a un joven que si no se quitaba una camiseta que criticaba al uribismo y al gobierno de Duque, lo iban a “pelar”, para que haga el mismo ejercicio que él y se arrepienta de su actuar.


Noticias relacionadas

Comentarios