“Este tipo de espionaje es algo habitual en una dictadura”: HRW tras el escándalo en el Ejército

La investigación de la revista Semana sobre los supuestos seguimientos que estarían haciendo miembros del Ejército de Colombia a políticos, sindicalistas, periodistas, entre otros, ya está generando las primeras reacciones a nivel internacional.

Sobre este caso se pronunció José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch, quien aparece referenciado al parecer en una de las carpetas. Dichos documentos, según Semana, dirían lo siguiente:

“La organización defensora de derechos humanos criticó en febrero el nombramiento del señor M. G. Martínez. Señalando que era el segundo al mando de la décima brigada y durante estos años hubo investigaciones por 23 asesinatos ilegales”, según reveló Semana.

Esto llevó a que Vivanco hablara al respecto e indicara que “este tipo de espionaje es algo habitual en una dictadura de un sistema totalitario y eso es normal en ese contexto, pero no puede ser normal en una democracia como la colombiana”.

Absurda cancha sintética en parque Japón quedó con árboles en medio

Así mismo, explicó que “parece ser” que las “interceptaciones telefónicas realizadas por agentes del Estado”, se estarían convirtiendo en una “práctica habitual” en el país, lo cual es de suma gravedad “porque es algo irregular; son delitos y un atentado contra la democracia y el estado de derecho”.

Por esa razón cuestiona que funcionarios estén utilizando recursos para hacer inteligencia a abogados de Derechos Humanos, como es su caso; a periodistas, políticos, autoridades y figuras “que no pueden ser objeto de este tipo de investigaciones”.

Para José Miguel, estos funcionarios deberían estar dedicadas a cuidar la seguridad nacional y combatir a grupos ilegales y ‘narcos’.

Finalmente espera que las autoridades colombianas realicen una investigación “seria” que lleve a conocer quiénes están detrás de todo, para qué se usaba la información y quiénes recibían los informes.

No obstante, dejó claro que duda mucho que dichas operaciones se hicieran sin conocimiento de “autoridades superiores”. “(…) La explicación de las autoridades militares no me parece creíble, ya que dificulta que se llegue al fondo”, y sentenció diciendo que todo esto podría traer consecuencias en las relaciones con Estados Unidos.

Fuente consultadaRCN Radio.


Noticias relacionadas

Comentarios