Enfermera denuncia que sus vecinos la quieren expulsar del barrio por su trabajo

Una grave denuncia fue realizada por una enfermera de la ciudad de Bogotá, quien a pesar de su difícil labor en plena crisis de salud a causa del Covid-19, estaría siendo amenazada y amedrentada por sus propios vecinos, los cuales, en un acto de extrema intolerancia, estarían tratando de sacarla del barrio en el que reside para evitar cualquier posibilidad de contagio.

Según la denuncia publicada por La FM, la enfermera identificada como Vanesa, quien prefirió guardar su identidad por motivos de seguridad, denunció que vecinos de un barrio de Bogotá la amenazaron con “sacarla de su casa”, por lo que teme por su seguridad tanto en su espacio de trabajo como en su propia residencia.

“Me piden que me vaya del barrio que si llega el virus va a ser mi culpa porque soy enfermera (…) Le dijeron a mi familia que tenían que sacarme lo más pronto posible, o si no que me iban a sacar”, comentó la joven enfermera.

La joven comentó que sus vecinos le dieron un plazo máximo de dos semanas para irse de su barrio, sin embargo, su capacidad económica no le permite poder hacer eso, además de las dificultades que representa una mudanza en plena cuarentena. Por tanto, la enfermera ha preferido no portar ni su uniforme ni su carnet para desplazarse a su lugar de trabajo, como precaución ante cualquier ataque del que pueda llegar a ser víctima.

‘#NoCensurenAAdrianaLucía’: en redes sociales cuestionan si a la cantante la echaron por apoyar el Paro Nacional

“Ya no ando con uniforme ni con el carnet de la institución porque no sé qué me pueda pasar. Me vengo con mi ropa particular, inmediatamente llego a casa la ropa la echo a lavar y el teléfono le hago la desinfección y me meto a bañar y ahí ya entro en contacto con la gente que convivo”, afirmó Vanesa.

La mujer afirmó al medio radial que ha desistido de presentar la denuncia ante las autoridades competentes por temor a cualquier tipo de represalia en su contra, debido al grado de peligrosidad que se maneja en su sector, sin embargo, pidió a todos los bogotanos mayor tolerancia para quienes trabajan en áreas de salud.

“No sé qué está pensando la gente, si somos una ayuda o un peligro para la comunidad, a compañeros les pasa lo mismo en el transporte público que son discriminados, como ven un uniforme se alejan de uno como si fuéramos un peligro”, agregó la joven enfermera.

Sin embargo, este caso en particular no es la primera muestra de discriminación que se conoce en el país, pues durante el periodo de cuarentena, profesionales de salud desde camilleros a médicos han expresado ser víctimas de discriminación por parte de la ciudadanía, pues en lugares específicos como el transporte público se convierten en foco de actos de intolerancia.


Noticias relacionadas

Comentarios