Empresarios habrían empobrecido a Ecopetrol mediante robos gigantescos de combustible

Una sorprendente red de robo de combustible y narcotráfico fue destapada este lunes, luego que la Fiscalía realizó la imputación de cargos contra varios empresarios y extrabajadores de Ecopetrol, los cuales tendrían una supuesta red delincuencial que operaba bajo complejas modalidades en las que alcanzaron a robar sumas hasta el momento desconocidas pero de una cuantía bastante alta.

La información que fue publicada por el medio radial La W, el cual comentó cómo la red de contrabandistas se manejaba por medio de dos modalidades que afectan directamente a Ecopetrol. La primera de estas consiste en la instalación de válvulas alternas en los oleoductos que iban a parar a carrotanques no oficiales.

Según lo comentado por La W, luego de extraer de manera ilegal el compuesto químico, los transportadores llevaban el producto con total tranquilidad, puesto que portaban documentación falsa en la que hacían pasar el producto como aceite residual, aceite de corsé o encoframiento; productos que no son perseguidos por las autoridades y que facilitaban el transporte del combustible robado.

La segunda modalidad en la cual está involucrado el empresario Jaime Fernández Uribe, quien es irónicamente es un trabajador pensionado de Ecopetrol, operaba a modo de contrabando, realizando importaciones de combustible Diesel (ACPM) desde Venezuela, que luego era comercializado en estaciones de servicio de toda Colombia. 

Claudia López derrotó a Álvaro Uribe y a Gustavo Petro en Bogotá

Sin embargo, la compleja red criminal no solo estaría involucrado Fernández Uribe, sino que además estaría una lista extensa de empresarios y trabajadores del sector minero-energético que se estarían lucrando por medio de los robos a la compañía petrolera. La lista de implicados fue publicada por el diario El Tiempo de la siguiente manera:

“Luis Fernando Martínez Vargas, representante legal de la refinería Districombustibles, ubicada en Honda, Tolima; Helena Garay Arrieta, representante legal de la empresa Colombian Bunker Oil S. A. S., y Ana Giraldo Guerrero, representante legal de Australian Bunker Suppliers C. I. S. A. S., con sedes en Buenaventura y Cartagena”.

Sumado a la grave acusación en contra de los empresarios, la Fiscalía advierte que detrás de los robos también estarían involucrados miembros de la Policía Nacional y trabajadores de la Dian, quienes habrían facilitado la distribución y comercialización del combustible robado y del contrabando traído del vecino país.


Noticias relacionadas

Comentarios