Defensoría afirma que la situación del Chocó es grave y en redes recuerdan a Iván Duque repartiendo dulces

Carlos Negret, actual defensor del pueblo, se encuentra realizando una misión humanitaria en el departamento del Chocó, lugar que durante décadas ha sido fuertemente azotado por la violencia y lo que puede ser calificado como olvido estatal. En esta ocasión, el funcionario no trae noticias alentadoras, pues de hecho advirtió que la situación es grave, y que el enfrentamiento de grupos ilegales como el ELN y las AGC tienen a las comunidades en temor constante.

Según el Defensor, estos hechos de violencia han llevado incluso a que los médicos tradicionales de la zona no puedan conseguir las medicinas necesarias para atender a los niños, lo que está llevando a una alarmante situación en la que varios de ellos han fallecido.

“La guerra entre estos dos grupos ilegales por todo el departamento ha llevado a que los médicos tradicionales de las comunidades indígenas, que ellos llaman ‘Jaibaná’, no les ha permitido recoger la medicina del campo para poder manejar los cuadros diarreicos, por lo que los niños que fallecieron hace unos días eran de fácil manejo pero no lograron ser atendidos”, explicó.

No solo problemas de salud que ha generado la “falta de atención”, sino también limitaciones en la movilidad, y un temor constante por la disputa que tienen los hombres en armas para dominar las rutas de narcotráfico, la tala de árboles y la minería ilegal. El Defensor aprovechó este informe presentado para pedir al ELN que libere los secuestrados.

Uribe interpone tutela contra Petro para que se retracte por declaraciones en la W

“El ELN tiene rápidamente que liberar a dos ciudadanos que tiene en el Chocó, Tulio Mosquera y Freddy Rangel, porque el año pasado (el 23 de diciembre) como una gran noticia anunciaron que liberaban a dos personas (…) Ahora ellos están queriendo fortalecer reclutando niños y extorsionando a comerciantes, secuestrando y contaminando los terrenos con minas antipersonas”, dijo.

Ante toda esta situación, el funcionario expresó que se hace necesario un mayor compromiso por parte del Gobierno y de las autoridades locales, brindando apoyo no sólo en las necesidades de salud como los casos de los menores, sino también a los pescadores artesanales que buscan su sustento.

“El tema de salud es muy preocupante en el Chocó. Cuando llegué me dijeron que 47 profesionales del hospital San Francisco de Quibdó dejaron de trabajar porque no les pagaban. Y con la llegada del ministro encargado de salud a la zona nos dijeron que habían logrado un arreglo, pero en las últimas horas me entero que eso no se logró concretar, por lo que no hay especialistas”, reveló Negret.

Al conocerse esta alarmante noticia, las redes sociales han emprendido una tendencia de reclamo al presidente Iván Duque, recordándole que en su más reciente visita al Chocó apareció en un video entregando dulces a los niños del lugar, lo que fue calificado por muchos como una acción populista y que en nada aporta a las necesidades de la zona.


Noticias relacionadas

Comentarios