Defensores de derechos humanos fueron detenidos por presunto terrorismo

Por medio de un operativo sorpresa realizado por la Policía el pasado 21 de enero, día en el que arrancó una nueva jornada de protestas contra el gobierno, se dio la captura de 5 dirigentes sociales de Bogotá y Arauca por presuntos nexos con grupos criminales, sin embargo, los detenidos afirman no tener ninguna relación con actos de ese tipo.

Según reveló el informativo Noticias Uno, los detenidos conformados por defensores de derechos humanos, periodistas y estudiantes universitarios fueron detenidos por el grupo de operaciones especiales de la Policía Nacional a tempranas horas de la mañana del pasado 21 de enero, ya que al parecer estos tendrían relación con grupos disidentes de las Farc. 

En el operativo los uniformados habrían ingresado a las residencias de cada uno de los capturados, haciendo un allanamiento exhaustivo de información incriminatoria que pudiese confirmar los supuestos vínculos con los grupos delincuenciales, sin embargo, según el testimonio de personas cercanas a los capturados, los uniformados no permitieron fotografiar el acta de registro ni los elementos encontrados, lo que para ellos significa el no tener garantías sobre la cadena de custodia.

Entre los detenidos se encuentra el exdirigente social David Ravelo, hijo de David Ravelo Crespo, defensor de derechos humanos que reveló los supuestos nexos del entonces candidato presidencial Álvaro Uribe Vélez con jefes paramilitares. Sobre el reciente operativo en su contra, el exdirigente social comentó que se trataría de un “falso positivo judicial”, al igual que le ocurrió a su padre.

La gobernación de Antioquia prohíbe el uso y compra de plásticos de un solo uso e ICOPOR

Otro de los detenidos por la operación sorpresa fue el periodista y defensor de Derechos Humanos, Julio Martínez Tautiva, quien en sus publicaciones ha sido muy crítico con la forma en la que el gobierno por el incumplimiento en los Acuerdos de Paz, en materia de sustitución de cultivos. Martínez comentó a Noticias Uno que la detención se da por interceptaciones fuera de contexto y que es una forma de estigmatizar la protesta social en Colombia.

El informativo comentó cómo los uniformados se habrían encargado de allanar las viviendas de los detenidos en la búsqueda de material que confirmara la incitación de actos vandálicos antes, durante y después de las jornadas de protesta, aunque de momento no se sepa sobre algún indicio o material probatorio que confirme dichas acusaciones.


Noticias relacionadas

Comentarios