Corte analizará tutela de ciudadano que pide que Álvaro Uribe lo desbloquee de Twitter

Hasta la Corte Constitucional llegará la discusión generada por el ciudadano Iván Darío Hernández, quien por más curioso que suena, radicó en su momento una tutela con una llamativa pretensión: que el expresidente Álvaro Uribe Vélez lo desbloquee de la red social Twitter.

Según recuerda El Espectador, ya dos instancia judiciales negaron la pretensión de la acción constitucional, asegurando que el Senador líder del Centro Democrático, puede bloquear de sus redes a quien considere; sin embargo, la magistrada y también presidenta de la Corte, Gloria Stella Ortíz asegura que este tema aún puede tener una discusión con mayor detalle, por lo que envió a los despachos de los togados José Fernando Reyes y Carlos Bernal para que se seleccione la tutela en cuestión, para su revisión.

El argumento expuesto por el ciudadano en la tutela, es que deben ser protegidos sus derechos al control ciudadano de las actividades públicas; ya que según él, en Twitter existe información a diario de aspectos de la vida pública de interés ciudadano, y que por lo tanto así como decide seguir académicos y medios de comunicación para estar enterado de información importante, también lo hace con políticos, como es el caso del expresidente Uribe.

Hernández relató en la acción constitucional que seguía a Uribe para estar enterado de variedad de situaciones políticas, como la posición de este frente a los acuerdos de paz, los proyectos de ley que promueve su partido y sus ideas en general; además, de vez en cuando también cuenta que respondía a los trinos del expresidente, expresando su opinión frente a lo publicado, hasta que en algún momento fue bloqueado.

Vargas Lleras critica el paro nacional y los compara con peticiones de grupos guerrilleros

El ciudadano decidió poner la tutela después que el expresidente no le contestó un derecho de petición donde le solicitaba desbloquearlo. La primera instancia que tuvo esta acción, no le dio la razón a Hernández, pues afirmaron que Uribe tenía la potestad de bloquear a quien quisiera, y que efectivamente, sí le había respondido el derecho de petición a través de un correo en el que dice que lo hizo con el fin de proteger sus propios derechos.

En segunda instancia tampoco tuvo respuesta favorable, y allí le recordaron que Twitter no era la única manera de conocer sobre las actuaciones de Uribe. Ahora Hernández tendrá una nueva oportunidad con la revisión en la Corte Constitucional, contando a su favor el precedente existente en Estados Unidos, donde los jueces le prohibieron al presidente Trump bloquear ciudadanos.


Noticias relacionadas

Comentarios