Conductor de carro bomba que atacó a la Escuela de Cadetes hace un año aún no ha sido identificado

Cumplido un año desde el trágico atentado a la Escuela de Cadetes General Santander, varias dudas siguen rondando alrededor de los hechos sucedidos que hasta el momento no han sido esclarecidos completamente. Uno de esos interrogantes es la identidad del conductor del vehículo, que para sorpresa de muchos y pese a los rápidos resultados de la investigación luego de presentarse el ataque, continúa sin identificarse plenamente.

Así lo hizo saber la Fiscalía General de la Nación por medio de un documento, el cual fue posteriormente difundido por Caracol Radio, y en el que se afirma que hasta finales de noviembre de 2019, los entes investigadores aún no habían dado con la identidad del individuo que ingresó junto con el vehículo explosivo y que cobró la vida de 23 miembros de la fuerza pública.

El informe revela cómo los primeros resultados de la investigación que fueron compartidos y comentados por medios de comunicación no se habían constatado correctamente, ya que al parecer entre las pruebas forenses realizadas no se practicó una prueba de ADN con los restos del conductor del vehículo.

Recordemos que en su momento la persona que manejó la camioneta Nissan Patrol cargada de explosivos fue identificada bajo el nombre de José Aldemar Rojas, alias ‘Tico Mocho’. Pero luego de un año de realizarse mayores pruebas respecto al atentado, las autoridades lograron determinar como los procedimientos realizados a los restos del conductor con los datos recopilados de Rojas no concordaban.

‘Ni Odebrecht ni los asesinatos de líderes sociales son investigados’: Petro defiende a López por indagación de Fiscalía

Según explica Caracol Radio, el análisis necrodactilar realizado por investigadores de la Policía Nacional, el cual consiste en comparar huellas digitales con el registro manejado por las autoridades para dar con la identificación de un cuerpo, se contradice con los resultados de la necropsia practicada por Medicina Legal.

“El documento de Medicina Legal reportó tres dedos de la mano izquierda del terrorista: los dedos pulgar e índice y el dedo medio incompleto porque le hace falta la última falange. Ose que no hay huella dactilar en ese dedo”, revela el informe publicado por la Fiscalía.


Noticias relacionadas

Comentarios