Caída histórica en precio del petróleo, productores pagan para que les compren sus reservas

Los efectos generados por el Covid-19 han llegado a escalas insospechadas hasta el momento, luego de que a causa de las medidas de aislamiento que maneja cada país en estos momentos terminó por afectar el mercado internacional de manera inusitada, donde uno de los sectores más afectados sin lugar a dudas ha sido el sector petrolero, especialmente en Estados Unidos.

Lo anterior se ve reflejado en el precio del crudo, el cual se derrumbó completamente, llegando este lunes a niveles nunca antes vistos, en el que los propios inversores y especuladores están pagando para encontrar compradores, luego de que la capacidades de almacenamiento en EE. UU. se viera superada por completo.

La mirada de los expertos advierte que el petróleo se encuentra en un mercado saturado, donde quienes poseen contratos para mayo, los cuales están próximos a expirar, han tenido que encontrar compradores para el petróleo físico con carácter urgente ante la mínima demanda durante estos tiempos de cuarentena.

Al bajar dicha demanda y al saturarse por completo las reservas con las que cuenta Estados Unidos, el precio naturalmente cayó de manera estrepitosa, colocando el precio del barril de crudo WTI, que normalmente se intercambiaba a 60 dólares por unidad a inicios de año, se hundió por completo este lunes y ubicándose en -37,63 dólares.

‘La única Garantía para el meta es que gane el centro democrático’, reunión de Uribe en ese departamento

El alarmante saldo negativo del precio del petróleo se traduce en una caída del 227% menos que al inicio de la jornada, lo cual confirma las alarmas de que los productores pagan para que los compradores se lleven el crudo que tienen estancado como reservas.

No obstante, el desplome del precio también se ve reflejado en las tendencias marcadas durante toda la etapa de cuarentena, en el que el crudo y todo el sector productivo se ha alcanzado sus niveles más bajos en su historia, y aunque los números negativos solo se registran en Estados Unidos por el momento, los expertos advierten el mismo efecto en los mercados de Oriente Medio y Rusia.

“Los precios del crudo siguieron bajo presión. Aunque la OPEP ha aceptado una reducción sin precedentes de la producción, el mercado está inundado de petróleo. Todavía se teme que las instalaciones de almacenamiento en Estados Unidos se estén quedando sin capacidad”, advirtió el banco ANZ en una reciente publicación respecto al fenómeno por el que atraviesa la producción de petróleo y la economía global.


Noticias relacionadas

Comentarios