Álvaro Uribe figura como el político más criminal en la historia de Colombia

Álvaro Uribe figura como el político más criminal en la historia de Colombia

El expresidente colombiano Álvaro Uribe Vélez pone en práctica su experiencia criminal a través del llamado a acciones militares fuera de la ley en Venezuela

Álvaro Uribe Vélez, fue entrevistado por Leopoldo Castillo  y este aseguró que él “esperaba más intervención del gobierno norteamericano para ayudar a resolver la situación que se vive en Venezuela”, y que hacía falta una acción militar interna que conlleve a la solución del “problema”.

Pero, conozcamos un poco más del prontuario criminal de Uribe Vélez en el escenario colombiano:

El primer cargo público, y de donde no dudó en sacar provecho el abogado Álvaro Uribe, fue el de Director de la Agencia de Aeronáutica Civil de Colombia entre 1980 y 1982, donde tuvo a César Villegas como su delegado cuando fue director de la Aerocivil. Este último fue sentenciado a cinco años de prisión por nexos con el Cartel de Cali y asesinado para callar su testimonio.

Uribe ha sido señalado de participar habitualmente en el diseño y ejecución de matanzas perpetradas por los paramilitares colombianos, como el caso de la Matanza de El Aro cometida en 1997. En esa, según relata el periódico de Miami, El Nuevo Herald en su edición del 6 de agosto de 2009, el mismísimo Álvaro Uribe, planeo la matanza con los dirigentes de las Autodefensa Unidas de Colombia y posteriormente acudió personalmente a felicitar a los paramilitares que “brillantemente” habían asesinado, con motosierras, al menos a 15 campesinos indefensos, matanza por la que la Corte Interamericana de Derechos Humanos condenó a Colombia.

Tres parientes del ex presidente colombiano, entre ellos dos primos hermanos, lideraron una banda paramilitar conocida como Los Erre, señalada de haber asesinado a medio centenar de personas en varios municipios del departamento de Antioquia: Carlos Alberto Vélez Ochoa, Juan Diego Vélez Ochoa y Mario Vélez Ochoa, quienes también son familiares del clan de los capos del narcotráfico Ochoa.

La política de Seguridad Democrática de Álvaro Uribe dio lugar al escándalo conocido como falsos positivos, el asesinato de al menos 2 mil 500 civiles inocentes por la fuerza pública colombiana – bajo el mandato de Uribe como presidente y siendo Juan Manuel Santos el Ministro de Defensa – presentados como, guerrilleros dados de baja en combate

En mayo de 2010, el diario The Washington Post, publica la confesión del policía Juan Carlos Meneses, de haber asesinado a miles de campesinos y realizar múltiples operaciones paramilitares junto a Los 12 apóstoles, grupo paramilitar en el que participa Santiago Uribe, hermano de Álvaro.

Sigue leyendo...

No hay plata para la paz, pero sí para la guerra

No hay plata para la paz, pero sí para la guerra

El actual gobierno crea una atmósfera belicista que nos retrotrae a cien años de barbarie. Será descomunal el despilfarro de vidas humanas que caerán nuevamente en los campos colombianos.

Esto no debe sorprender, habida cuenta de que el proyecto político ganador no fue propiamente el de la paz. Sin embargo, no dejan de producir inconformidad y desasosiego los pasos cada vez más concretos dados por el actual gobierno: en primer lugar, para volver inane el acuerdo de paz pactado con las FARC y, en segundo lugar, para crear una atmósfera belicista que nos retrotraiga a recientes años de barbarie.

La profundización de la guerra contra el narcotráfico, iniciada con algo aparentemente simple como la criminalización de la dosis mínima,y el anuncio de volver al uso del glifosato por el encima de las consideraciones jurídicas de la Corte Constitucional señalan los... Seguir Leyendo

En este portal se utilizan "cookies" propias y de terceros para elaborar información estadística, optimizar la funcionalidad del sitio y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias a través del análisis de la navegación. Puede conocer cómo deshabilitarlas u obtener más información aquí