Alcalde de Facatativá modificó manual de funciones para contratar a su novia y su suegra

Luego de ganar la alcaldía de Facatativá, municipio ubicado al occidente de Bogotá y el tercero más poblado de Cundinamarca, el médico Guillermo Aldana vuelve a ser noticia tras revelarse en un informe de Noticias Uno que este habría modificado el manual de funciones para poder contratar a su novia mientras su suegra obtenía otro cargo en la administración.

En entrevista con el la Red Independiente, el Aldana explicó que para lograr llevar a cabo correctamente su función como alcalde debe rodearse de personas cercanas, “personas pues que yo aprecie, y sobretodo unas personas honorables”, expresó el alcalde. 

Debido a que el manual de funciones con el que contaba la alcaldía de Facatativá hasta ese momento no favorecía las intenciones de Aldana, uno de sus primeros actos de Gobierno fue realizar un cambio en este para, según él, “permitir otro núcleos básicos de conocimiento” y así optar por nombrar a Vanesa Vidal, su novia, en la Secretaría de Desarrollo Social. 

Durante la conversación con Noticias Uno, se le preguntó a Aldana sobre el presupuesto que manejaría la actual Secretaria de Desarrollo, en primera instancia el alcalde afirmó no recordar el dato, pero luego confirmó que su novia tendría a cargo $600 millones de los casi $108 mil millones de pesos que recibe de presupuesto anual este municipio. 

En Antioquia le solicitan a Iván Duque más policías para la región

Por otra parte, además de la modificación del manual de funciones para llevar a cabo el nombramiento de su novia, su suegra fue nombrada como la nueva Secretaria General del acueducto municipal, segundo cargo más importante de la entidad; al consultarle a Aldana sobre este nombramiento, afirmó que “el nombramiento lo hace es el gerente de aguas de Facatativá”, gerente que a su vez fue nombrado por el mismo Aldana. 

Aunque el médico que contra todo pronóstico se hizo con la alcaldía de Facatativá está convencido que no está actuando ilegalmente pues, según lo explica, él no está incurriendo en tráfico de influencias porque “eso solo se hace cuando se pretende beneficiar sus familiares, y estoy bien claro que es hasta cuarto grado de consanguinidad y lo que tiene que ver con afinidad y civil, y pues ahí no hay ninguno de esos temas”, el concejal David Perdigón piensa lo contrario e interpuso acciones judiciales.


Noticias relacionadas

Comentarios