Acciones del Grupo Aval se hunden en la bolsa de valores tras escándalo con Odebrecht

Acciones del Grupo Aval se hunden en la bolsa de valores tras escándalo con Odebrecht

A causa de la investigación de Jorge Enrique Pizano y de las pruebas publicadas por Noticias Uno y El Espectador sobre la corrupción de Odebrecht en Colombia, y la vinculación del Grupo AVAL en dichas irregularidades de los sobornos y contratos de la empresa brasileña, este miércoles Colombia AVAL se desplomó en la bolsa de valores.

El grupo financiero más importante de Colombia registró una caída, según medios económicos, histórica el pasado miércoles, pues todo parece indicar que luego del panorama nacional que fue conocido a nivel internacional, los inversionistas decidieron no negociar ni financiar con ellos.

De acuerdo a la información publicada por el diario La República y datos de Bloomberg, las acciones de AVAL cayeron un 10,6 % y cerraron el día con una baja de 6,2 %, siendo la mayor caída desde que comenzaron a cotizar en la bolsa desde el 2011. Mientras que la filial financiera Corficolombiana se desplomó un 8,4 %, el mayor caso registrado desde el 2010.

“Puede que todo quede en nada, pero las historias y chismes que circulan actualmente relacionados con Odebrecht preocupan a los inversores en una época en la que la gobernanza corporativa es primordial”, aseguró Rupert Stebbings, asesor institucional de acciones de Alianza Valores, una casa de bolsa colombiana.

En el 2017 la Comisión de Bolsa y Valores de Estado Unidos, recibió un informe del grupo financiero colombiano asegurando que no tenían conocimiento de las acciones ilegales de Odebrecht en Colombia. Sin embargo, de acuerdo a los audios publicados hace un mes, se pone en duda si la mesa directiva del Grupo AVAL y de Corficolombiana tenía o no conocimiento de las irregularidades desde el 2013 cuando el exauditor, Jorge Enrique Pizano, puso en conocimiento de su investigación al entonces abogado de las empresas, Néstor Humberto Martínez.

Por su parte, el grupo financiero a principios de este año aseguró a través de un informe que era posible que se publicara información perjudicial para la compañía y sus intereses fueran divulgados en el curso de las investigaciones de las autoridades colombianas.

Hasta que no se adelanten las investigaciones respectivas sobre la participación de las empresas en dicho panorama, el rendimiento quedará paralizado, porque los inversores no tienen la confianza para hacer negocios con el grupo financiero colombiano. 

Fuente consultada: La República.