5 billones de pesos deberán girar los fondos de pensiones privadas a Colpensiones

A casi un mes de cumplirse la declaraciones de Emergencia Económica Social y Ecológica determinada por el presidente Iván Duque, la crisis generada por el Covid-19 parece que afectará más allá de los días que ha sido alargada la cuarentena. De esa manera, sectores que hasta el momento parecían no tan afectados tendrán que replantearse varias estrategias para sobrevivir la el desaceleramiento económico.

Aunque la situación actual por la que atraviesan las entidades bancarias muestra una fuerte afectación debido a los anuncios que relacionan al sector financiero con los distintos alivios a sus deudores de préstamos, y que han quedado estipulados en decretos, resoluciones y circulares, hasta este miércoles se ha manifestado la normatividad faltante por expedir, la cual está directamente relacionada con los fondos de pensiones.

De tal manera, durante el pasado miércoles 15 de abril, el Ministerio de Trabajo expidió el Decreto 558, el cual tiene como eje central el implementar medidas que busquen disminuir temporalmente la cotización al Sistema General de Pensiones, como forma de proteger a los pensionados empleando la modalidad de retiro programado.

Junto con la medida, otras disposiciones han sido dictadas recientemente, como lo fue el anuncio de suspender por tres meses los aportes pensionales, medida que busca principalmente el favorecer la solvencia económica y liquidez monetaria de los empresarios durante la crisis económica.

Uribe entuteló a periodista que le dijo “matarife, asesino y mafioso”, pero la perdió

El anuncio ha sido sin lugar a dudas uno de los decretos más importantes realizados por el presidente de la República, Iván Duque referente al sector bancario, debido a la mecánica de su implementación y las implicaciones directas que tendrán los trabajadores colombianos, teniendo en cuenta lo sensible del tema en plena cuarentena.

Confirmado el decreto, los trabajadores colombianos podrán disfrutar de no realizar los aportes a pensiones entre los meses de mayo y junio, lo cual implica que los empleadores no deberán aportar el 12% del ingreso de los trabajadores, como parte de su cotización al sistema pensional, como se realiza normalmente.

Igualmente, los aportes de un 3% se mantienen, ya que dichos recursos serán con los que se cubrirá un seguro previsional de riesgo de invalidez o muerte del afiliado con lo que el empleador aportará el 2,5% y el trabajador el 0,5%, mientras que los trabajadores independientes asumirán la totalidad del 3% del seguro previsional.

De tal manera, se establece que finalizada la vida laboral del trabajador, este deberá continuar dos meses en su trabajo para completar las semanas mínimas exigidas por la ley, cumpliendo con el cupo de semanas que varía entre fundos privados y públicos, siendo el primero de 1.150 semanas y 1.300 semanas el manejado por Colpensiones.


Noticias relacionadas

Comentarios